5 ventajas de viajar a Disneyland Paris en otoño

Uncategorized

Con un montón de atracciones mágicas, espectáculos y desfiles abiertos todo el año, siempre es un buen momento para visitar Disneyland Paris. No obstante, en la temporada de otoño os beneficiaréis de una serie de ventajas que no siempre están disponibles.

Si os animáis a visitar el Parque Disney desde septiembre a diciembre, lo encontraréis muy diferente a otras épocas del año. Los espectáculos y los eventos programados cambian, con temáticas especiales adaptadas a este periodo del año tan especial.

Además, encontraréis menos visitantes que durante los meses de verano, con todas las ventajas que ello conlleva. Prestad atención a los siguientes consejos para aprovechar al máximo vuestra estancia en los meses de otoño.

No tendréis que hacer colas

Una de las principales ventajas que obtendréis si decidís visitar Disneyland Paris en otoño es la menor afluencia de visitantes. Hay mucha menos gente en otoño e invierno que en verano.

En los meses de verano, aprovechando las vacaciones escolares, son muchas las familias que preparan sus maletas y se lanzan a vivir esta aventura mágica. Por lo tanto, es posible que durante estos meses os encontréis el parque abarrotado. Las colas para disfrutar de las atracciones serán más largas, así como los tiempos de espera.

Por eso, lo mejor es visitar Disneyland Paris cuando el número de visitantes sea más bajo, y un buen momento para hacerlo es cualquier fecha en otoño. Otra opción para evitar grandes concentraciones de gente es elegir días entre semana, de martes a jueves.

Podréis asistir a los espectáculos especiales

Si podéis elegir las fechas y las temporadas para visitar Disneyland Paris, nuestra recomendación es que lo hagáis durante el otoño o el invierno, y evitéis, sobre todo, los meses de verano, fuera de las temporadas turísticas más importantes de Francia.

En los meses de otoño e invierno Disneyland Paris acoge espectáculos especiales, como Halloween o Navidad. En particular, nos encanta la Navidad en Disneyland Paris, es una gran época para visitar el parque. Pero, como ya imaginaréis, se trata de una fecha con mucha afluencia de visitantes Por ello, se recomienda evitarlo desde el 20 de diciembre al 1 de enero.

Por suerte, en Disneyland París el ambiente navideño se empieza a respirar desde noviembre, por lo que podréis disfrutar de esta época mágica sin prisas y sin colas.

Aprovecharéis las ofertas de temporada

Como se esperan menos visitas en otoño, en Disneyland siempre hay ofertas únicas que aprovechar, tanto en las entradas al parque como en los alojamientos.

Este otoño, podréis disfrutar de la magia y el encanto de las celebraciones como Disney’s Halloween Festival o el mágico Disney Enchanted Christmas. Con Touring Club, os beneficiareis de un descuento de hasta un 25% en estancia y media pensión gratis. 

Más espacio para disfrutar en familia

Normalmente, recomendamos evitar los meses de junio a agosto, tanto por las multitudes como por las olas de calor que se suele dar en verano. Sin embargo, también existen inconvenientes por no acudir durante el verano al parque, como perderse eventos tan demandados como el Festival de la Jungla del Rey León.

No obstante, al haber menos gente, los restaurantes tendrán más disponibilidad y podréis comer con más tranquilidad y sin hacer colas. Otra buena opción es aprovechar los espacios al aire libre para disfrutar de un picnic en familia sin bullicios.

Encontraréis el mejor clima

Para evitar temperaturas extremas, encontramos el mejor clima en París en abril y mayo, y desde finales de septiembre a noviembre. Estas son las épocas que presentan el clima más agradable del año.

Aunque en otoño bajan las temperaturas, el clima suele ser suave. No suele hacer demasiado frío a mediados de noviembre. En invierno pueden darse nevadas, por lo que, si no sois amantes del clima frío, es mejor evitar el parque en esta época.

En Disneyland París encontraréis un ambiente mágico en cualquier época. Los espectáculos y eventos van cambiando a lo largo del año, por lo que cada temporada ofrece un plan especial para los visitantes. Si preferís disfrutar vuestra aventura con más espacio disponible y sin tener que hacer largas colas para subir a las atracciones, sin duda, la mejor época es el otoño.

Compartir

Comentarios