Conviértete en piloto por un día con la atracción Autopia

Cosas que hacer

Autopia puede ser tu bautismo como conductor. Tal y como lo oyes, pues esta atracción del Parque Disneyland es estupenda para todos los pequeños que estén deseando tener un primer contacto con el volante de un coche.

Eso sí, por motivos de seguridad, tienen que medir algo más de los 81 centímetros. ¿Todavía no los alcanzan? No te preocupes, porque van a crecer muy rápido, y quizás ya hayan alcanzado esa altura para cuando hagáis ese deseado viaje a Disneyland Paris.

Autopia en Discoveryland

Dentro de las cinco áreas en que se divide el interior del Parque Disneyland, la de Discoveryland representa la tierra de los descubrimientos. Así que no podía haber mejor sitio para la atracción de Autopia. Al fin y al cabo se inspira en los coches de antaño que fueron toda una proeza técnica en su época. Veréis que son unos automóviles vintage, pero que no os engañe su aspecto. ¡Son mucho más divertidos de conducir de lo que os podáis imaginar!

Tan divertidos como su propio diseño. Y es que sorprende saber que su estupenda aerodinámica fue una creación, un auténtico descubrimiento, para los vehículos a motor de mediados del pasado siglo XX.

Abróchate el cinturón

Cada uno de los coches de Autopia puede llevar a dos viajeros: al piloto y a su copiloto. Te sientes donde te sientes, la diversión está garantizada durante el recorrido por el circuito tan especial que os ha preparado Disneyland Paris. Un circuito que precisamente ahora está siendo remodelado para que la atracción sea todavía más divertida. Así que prepárate para disfrutar de ella próximamente.

Conducir un coche de Autopia

En el circuito de Autopia los vehículos siguen un trazado a partir de un raíl que impide los accidentes inesperados. Así que la conducción es muy fácil para los niños, además de que cada coche cuenta únicamente con un pedal. Este sirve tanto para acelerar como para frenar de manera muy intuitiva. Es decir, que los papis podéis estar tranquilos en cuanto a la seguridad de vuestros hijos.

Y por si fuera poco, a lo largo de la atracción está repartido el personal de Disneyland que se ocupa de atender cualquier incidencia y evita problemas y atascos.

O sea que ya los sabéis, para un niño que no ha conducido nunca, Autopia es una magnifica introducción al pilotaje. Y  aunque vuestros hijos van a pilotar de verdad, no van a correr ningún peligro gracias a las numerosas medidas de seguridad repartidas en cada coche y en el propio circuito.

¡Nunca conducir ha sido más seguro y divertido que en la atracción de Autopia de Disneyland Paris!

Compartir

Comentarios