Crush’s Coaster, la emocionante atracción de Buscando a Nemo en Disneyland Paris

Uncategorized

¿Buscas una montaña rusa para disfrutar en familia? Pues puede que la mejor de todas en Disneyland Paris sea Crush’s Coaster. Y aunque todo es cuestión de gustos, estamos seguros que cuando os montéis toda la familia junta en esta atracción del Parque Walt Disney Studios os va a encantar.

¿Recordáis la película Buscando a Nemo? ¿Os gustó? Claro que os gustó, ¡qué pregunta más tonta! Así que ya os lo podéis imagignar: como en la peli, la Crush’s Coaster os propone sumergiros en las aguas del mar y dejaros llevar por las corrientes oceánicas para vivir una aventura espectacular.

Crush’s Coaster una montaña rusa de los Walt Disney Studios

El Parque Walt Disney Studios tiene algunas de las mejores atracciones de todo Disneyland Paris y, año tras año, entre las favoritas de los millones de huéspedes que acoge el resort parisino aparece la Crush’s Coaster, ubicada en la zona de Toon Studios.

No se trata de una de las más rápidas, ni de las más vertiginosas, pero es de la más dinámicas y también entrañables. Como decíamos, es para vivirla en familia, siempre y cuando todos los miembros de la misma superen los 107 centímetros de altura, el mínimo exigido por motivos de seguridad. Y si en tu caso, viajas a Disneyland Paris con niños más pequeños, no tienes porque renunciar a sumergirte en la Crush’s Coaster, ya que tiene el servicio de Single Rider para que los adultos podáis subir ahorrándoos largas esperas.

Una aventura submarina

El mismísimo Nemo y sus amigos os darán la bienvenida a la Crush’s Coaster y os mostrarán tanto la bahía de Sidney en la lejana Australia, como os indicarán que debéis sentaros en un enorme caparazón de tortuga puesto al revés. Ese va a ser vuestro barco o, más bien, vuestro submarino en este recorrido por las corrientes oceánicas.

Llenad bien los pulmones de aire, porque comienza la aventura. Un viaje en el que veréis maravillas de la naturaleza como la Gran Barrera de Coral australiana, pero en el que también vais a sentir toda la fuerza del mar, que os va a arrastrar a gran velocidad y os hará dar giros trepidantes durante el recorrido.

Y no solo eso, también habréis de esquivar los ataques de grandes peces que están muy hambrientos o de las medusas que, pese a su transparente belleza, son un gran peligro. Sin olvidar a los gigantes marinos más temibles de todos, los voraces tiburones que os querrán hincar el diente.

En fin, más o menos como le ocurre al propio Nemo a lo largo de la película de Pixar.

Un final feliz

No obstante, no nos apena contaros el final, ya que seguro que os imagináis que la Crush’s Coaster de Disneyland Paris solo podía tener un final feliz. De manera que tras esa gran aventura, tan peligrosa como divertida, las mismas corrientes incontrolables del mar que nos han llevado por los fondos marinos nos devolverán a la superficie. Y de nuevo, las escenas de la peli de Pixar nos harán sonreír como si fuéramos Nemo o la pequeña tortuga Squirt.

Así que apúntate para tu próximo viaje a Disneyland Paris la visita obligada a la Crush’s Coaster de los Walt Disney Studios, no vaya a ser que tengas tan poca memoria como la distraída Dory y se te olvide. ¡Sería una lástima perderse esta atracción!

Compartir

Comentarios