Curiosidades sobre la calle Main Street U.S.A. en Disneyland Paris

Uncategorized

La Main Street U.S.A. es la increíble bienvenida que recibimos al entrar al Parque Disneyland. Es un auténtico viaje en el tiempo y en el espacio que nos lleva a una idílica ciudad de los Estados Unidos a comienzos del siglo XX. Sin duda, un excelente modo de adentrarnos en ese mundo de magia y fantasía que es Disneyland Paris.

Cuando tengáis la ocasión de viajar a Disneyland, disfrutad a tope de este paseo por Main Street U.S.A., porque a veces se pasa por ahí demasiado rápido, pero en realidad hay muchas cosas que descubrir en ella y muchas experiencias que vivir. Aquí os damos unas cuantas pistas de lo que os espera.

La Main Street U.S.A y Walt Disney

Walt Disney siempre dijo que los momentos más felices de su vida los vivió en su infancia, durante los años de niñez que vivió en el pueblo Marceline del estado de Missouri. Solo con recordar aquel lugar ya era feliz, y deseaba que todo el mundo experimentara lo mismo. Por eso desde su primer parque temático quiso crear una Main Street U.S.A. inspirada en la calle de su querida localidad.

Caminar por la Main Street U.S.A.

Cuando se visita el Parque Disneyland uno está ansioso por subirse a sus atracciones más emblemáticas. Así que hay ocasiones en los que se recorre demasiado rápido la Main Street U.S.A. para dirigirnos a lugares como la Isla de la Aventura con los Piratas del Caribe, a la Hyperspace Mountain, o cualquier otra de las divertidas atracciones del parque. Sin embargo, os recomendamos andar por la Main Street U.S.A con calma y descubrir sus maravillas.

Caminando es como vamos viendo su arquitectura de época, con mil y un detalles, o como podemos entrar en sus numerosas tiendas. En ellas se puede hasta no comprar, porque realmente cada una de ellas es un espectáculo visual. No obstante, hay más formas de recorrer la Main Street U.S.A. ¿Qué os parece en un viejo carro tirado por caballos?

Subirse en el Horse Drawn Streetcars

Con la misma idea de ayudarnos a viajar en el tiempo, podemos recorrer la Main Street U.S.A. en un carro de época. En un peculiar tranvía tirado por la fuerza de poderosos percherones. Subirse en Horse Drawn Streetcars es el mejor modo de sentir que se ha llegado a un lugar muy, pero que muy especial.

Más vehículos de época

No obstante, durante el paseo por la Main Street U.S.A. se van a ver otros vehículos que recuerdan los que había hace cien años. Hay viejos modelos de coches que representan los orígenes del automóvil. También hay un autobús de dos pisos o un antiguo camión de bomberos. ¡No te los pierdas!

Discovery Arcade

Otra de las visitas imprescindibles en la Main Street U.S.A. es la Discovery Arcade. Una galería a un lado de la calle en la que hay una exposición fantástica. En ella vemos como se imaginaban hace años las ciudades del futuro. Y la verdad es que muchas de esas fantasías se han hecho realidad en el siglo XXI.

Liberty Arcade

Y al otro lado de la Main Street U.S.A. hay otra galería exclusiva de Disneyland Paris. En ella se rinde homenaje a la Estatua de la Libertad, el gran regalo que Francia hizo a Estados Unidos. Una obra de arte hecha en Francia, que cruzó el Atlántico por barco y que se instaló en Nueva York. Un hito de fraternidad entre países del que se hace eco el parque.

Las cabalgatas de Disneyland

Cuando se regresa de un viaje a Disneyland Paris uno de los mejores recuerdos que traemos a casa es la sensación de felicidad que se siente durante las cabalgatas que protagonizan los Personajes Disney más queridos. Son momentos de alegría, canciones, música y magia, y todo ello se multiplica por realizarse en el marco de la Main Street U.S.A. No lo dudéis, aquí sacaréis algunas de las mejores fotos de vuestro viaje.

En tren al resto del Parque Disneyland

Por último, os queremos recomendar ir a la Railroad Main Street Station. Allí os podéis montar en los diferentes trenes de vapor que os llevarán a los cuatro puntos cardinales del parque: Frontierland. Adventureland, Fantasyland y Discoveryland. Todo un mundo que descubrir y, sobre todo, que disfrutar.

 

 

 

Compartir

Comentarios