Orbitron, la atracción en la que podrás pilotar tu propia nave espacial 

Cosas que hacer

La atracción Orbitron es todo un símbolo de la zona de Discoveryland dentro del Parque Disneyland. Su perfil, debido a su aspecto futurista, es inconfundible y destaca en el particular skyline de Disneyland Paris. Al fin y al cabo, en esta atracción, nos aguardan varias naves espaciales que nosotros mismos podremos pilotar.

Tranquilos, porque no hace falta el carné de piloto. Cualquiera puede dirigir una de las sorprendentes naves espaciales de Orbitron. Se tenga la edad que se tenga se puede subir a esta atracción única. ¿Por qué es única? Ahora os lo contamos y seguro que os va a sorprender. Preparados, listos, ¡despegamos!

Las máquinas volantes de Orbitron

Aunque las naves espaciales que os esperan en Orbitron parecen que acaban de aterrizar desde el futuro, nosotros queremos contaros algo de su historia para que descubráis el gran nombre que hay detrás de esta atracción.

Se trata ni más ni menos que del italiano Leonardo da Vinci. Y os preguntaréis, ¿qué hace este artista del Renacimiento en Disneyland Paris? Pues muy sencillo, el gran pintor e inventor pasó unos cuantos años en Francia, por lo que se le rinde homenaje en el resort parisino. Y qué mejor forma que recrear las máquinas volantes que el propio Leonardo imaginó, porque las naves del Orbitron están inspiradas en los dibujos de genial artista.

¿Por qué Orbitron?

Da Vinci es conocido especialmente por sus pinturas, pero en realidad fue un auténtico sabio e inventor. No hubo faceta del conocimiento que no le interesara. Una de ellas fue la astronomía. Le apasionaba estudiar como giraban los planetas creando una órbita alrededor del Sol. Y desde luego que le hubiera encantado poder volar y salir al espacio para verlo todo con sus propios ojos.

Por eso dibujó unas máquinas voladoras, cuyos diseños han servido de inspiración a los creativos de Disneyland Paris. Ellos han sido capaces de recrear esta pasión de Leonardo y hacerla realidad, ideando el Orbitron para que tú te diviertas al mismo tiempo que aprendes algo más sobre nuestro sistema solar.

Volar y aprender

En total, veréis hasta 12 cohetes espaciales en la atracción Orbitron. Os podéis sentar a los mandos de cualquiera de ellos y ser vosotros mismos los que experimentéis la sensación de volar, de subir y bajar, de planear y de orbitar en torno a los astros celestes. No se nos ocurre mejor manera de aprender que divirtiéndose y siendo el capitán de este vuelo estelar.

Mucho mejor al atardecer

Lo cierto es que la experiencia de pilotar tú mismo una de las naves espaciales del Orbitron es recomendable en cualquier momento de tu estancia en Disneyland Paris, aunque uno destaca sobre el resto.

Si estáis dentro del Parque Disneyland, estad atentos a cuando empiece a caer la tarde. Entonces, será interesante que os vayáis acercando a la zona de Discoveryland para subiros con el ocaso del sol a esta atracción. El vuelo es más mágico si cabe con los colores del atardecer. ¡Difícil de olvidar para peques y mayores!

Así que ya sabéis, no os perdáis la visita al Orbitron. Con su altura de 18 metros y su diseño astronómico y también artístico no tiene pérdida. Es un lugar para divertirse, aprender y soñar. Disfrutaréis de una experiencia especial y espacial. Además de que rendiréis homenaje a uno de los personajes más célebres de todos los tiempos, el gran Leonardo da Vinci, al que estamos seguros que también le encantaría subir a la atracción. ¡Y a quién no!

 

 

Compartir

Comentarios