Viajar con tu mascota a Disneyland París

Uncategorized

Viajar con tu mascota a Disneyland París no es un sueño, sino ¡una realidad! Como lees, puedes despreocuparte sobre quién cuidará de tu mejor amigo y llevarlo contigo en tu visita al parque más divertido de Europa.

Disneyland recibirá a tu pequeño peludo con los brazos abiertos y con una interesante propuesta para que su estancia sea tan confortable como la tuya. ¿Estás preparado para descubrir todo al respecto?

Si bien tu mascota no podrá ingresar contigo a los parques, podrás quedarte tranquilo, porque recibirá el mejor de los cuidados. Lo mejor es que tú podrás disfrutar de las atracciones sin preocupaciones al saber con certeza cómo se encuentra tu amigo.

Ingresar con mascotas a los parques y a los hoteles Disney

Lamentablemente, solo existe la posibilidad de ingresar con perros de asistencia a la mayoría de los hoteles y a todos los parques Disney. En esos casos, los animales deben mantenerse siempre con correa o arnés. Además, deben presentar una cartilla de vacunación al día y un certificado que acredite su condición de animal guía o/y de asistencia.

Una vez comprobados los datos, podrán acompañar a sus dueños durante todo el viaje y podrán disponer de las zonas verdes. No obstante, no se les proporcionarán comida.

Alojarse en un hotel Disney con un perro

Disney’s Davy Crockett Ranch es la mejor opción de alojamiento en Disneyland París si deseas que tu amigo peludo comparta las noches contigo. Podrás compartir una bonita cabaña con toda tu familia (tu perro incluido). A su llegada, tu cachorro recibirá un paquete de bienvenida que incluye un collar, un recogedor de excrementos, una alfombra desechable, un letrero para la puerta y dos juguetes Disney.

Al momento de ir de paseo, puedes optar por dejar a tu perro suelto en la cabaña o solicitar una jaula. ¿Otra opción? Puedes llevarlo a la guardería de mascotas ubicada en la entrada de los parques.

¿Qué animales acepta el Centro de Cuidado de Animales de Disneyland?

Si tienes un perro o un gato y te alojas en uno de los Hoteles Disney, estás de enhorabuena, pues son las únicas clases de animales de compañía que recibe el Centro de Cuidado de Animales. No obstante, ten en cuenta que no aceptan a perros de categoría 1 (es decir, considerados de ataque), ni tampoco perros de defensa (categoría 2).

Condiciones de la guardería de mascotas

Para que tu mascota pueda quedarse en el Centro de Cuidado de Animales mientras tú visitas los parques, debe tener un microchip o un tatuaje de identificación.

Además, es obligatorio que presentes un certificado de vacunación contra la rabia de más de un mes y menos de un año de antigüedad. Cuidado con esto: es importante que el certificado haya sido emitido por un veterinario oficial y que esté traducido al francés.

Finalmente, la guardería de mascotas se reserva el derecho de aceptar a tu amigo. Esto significa que ante la duda de la presencia de una posible enfermedad, no lo aceptarán. Así que, para evitar problemas, te recomendamos que le hagas un chequeo médico a tu mascota antes del viaje.

Descripción del servicio de la guardería de animales

Viajar con tu mascota a Disneyland París es posible, pero debes tener en cuenta que no es posible reservar con antelación. Por tanto, se recomienda tener un plan B en caso de que la guardería esté llena a tu llegada. ¿Un consejo? Llega bien temprano, antes de que abran los parques.

El Centro de Cuidados de Animales se ubica a la entrada de los parques. Si no lo encuentras, puedes consultar con el personal de seguridad.

Toma en consideración que este servicio tiene un coste extra variable según la duración de la estancia, aunque ¡bien merece la pena pagarlo para que toda la familia se mantenga junta durante las vacaciones!

Mientras tú recorres el parque, tu mascota descansará en una jaula en solitario y recibirá agua y comida. Cuando finalices tu visita, podrás pasar a recogerla.

Como ves, viajar con su mascota a Disneyland París es posible. No sufras más pensando quién cuidará de tu perro o gato, o si estará bien mientras tú no estás, ¡llévalo contigo!

Compartir

Comentarios